Maverick Viñales, de Monster Energy Yamaha MotoGP, ha tenido que ir a por todas en las últimas vueltas para defender su tercera posición en el podio, y lo ha hecho de forma impecable. Monster Energy Yamaha MotoGP’s Maverick Viñales y Valentino Rossi se han mantenido firmes en el Gran Premio de España. Un buen comienzo de Viñales y un gran ritmo en las etapas finales fueron claves para que lograra un merecido tercer puesto, lo que le permitió ascender seis puestos en la clasificación del campeonato.

Viñales empezó fuerte desde P5, subiendo al cuarto puesto a lo largo de la primera curva. Estaba empujando al 100% desde el principio para unirse al grupo situado a la cabeza, formado por tres pilotos, con Alex Rins pisándole los talones. A falta de 15 vueltas para el final, los dos pilotos de Petronas Yamaha SRT que se encontraban delante de él empezaron a pelear entre sí. El piloto de Factory Yamaha aprovechó la oportunidad para cerrar la brecha, pero luego se involucró en una lucha por el cuarto puesto con Álex Rins.

Tres vueltas más tarde ganó una posición, debido a que Fabio Quartararo tuvo un problema técnico. Cerca de ocupar un lugar en el podio una vez más, Viñales superó a Franco Morbidelli en la tercera posición a falta de 10 vueltas para el final. Con los dos pilotos delanteros demasiado adelantados para salvar la diferencia, pasó el resto de la carrera aumentando la distancia con respecto a los pilotos que estaban detrás de él.

El piloto de Yamaha se vio presionado por Andrea Dovizioso en las últimas etapas de la carrera, pero defendió su posición con maestría. Ha logrado varios récords personales y ha conseguido su mejor vuelta de carrera, con 1’38.157s. Terminó la carrera en tercer lugar, a 2.443s del primero.

Viñales dio un gran paso adelante, subiendo del 12º al 6º lugar, con un margen de 40 puntos en la cima. Yamaha es cuarto en la clasificación de constructores, mientras que Monster Energy Yamaha MotoGP es segundo en la clasificación por equipos. El equipo volverá a la acción en la pista de Jerez mañana para el test oficial de un día del IRTA, para preparar el Gran Premio de Francia, que se celebrará en el circuito de Le Mans, dentro de dos semanas.

    

MAVERICK VIÑALES

“Para mí estar en el podio es ya una victoria. He visto a Dovi y Petrucci detrás de mi, juntos, y pensé “Woah, Dovi va a presionar, será difícil”, así que intenté dar mis mejores vueltas y dar lo mejor de mi. Honestamente, fue difícil porque me quedaba muy poco neumático al final. No sé si hubiera sido posible hacer más vueltas como la última, pero estoy feliz porque la moto iba muy bien. Era muy importante demostrar que podíamos llegar allí. Hemos recuperado mucha confianza, especialmente con el neumático delantero. Hemos hecho algo diferente a la moto, que me da mayor consistencia al inicio y me permite ser más preciso. Estoy muy contento porque no perdimos ninguna posición durante la salida, incluso ganamos una, además de otra durante la carrera. Hemos estado trabajando muy duro durante todo el fin de semana. Después de FP3 estábamos fuera de Q2, lo cual quiere decir que, desde entonces, hemos mejorado bastante la moto. Hoy ha sido una gran prueba para determinar donde nos encontramos. Ha sido importante que no estábamos tan alejados del frente. Lo más importante es estar en el podio de manera consistente. Si damos lo mejor de nosotros, creo que puedo estar arriba, pero honestamente no hay tiempo para relajarse. Especialmente mañana, que necesitamos realizar una excelente prueba. Es muy importante que mañana todo esté listo e ir a Le Mans con una buena mentalidad»