El piloto del Monster Energy Yamaha MotoGP, Maverick Viñales, perdió algo de terreno en la salida, mostró un gran ritmo en las últimas etapas y logró la décima posición.

Viñales tuvo dificultades para encontrar su ritmo durante la carrera del fin de semana en el Gran Premio Monster Energy České Republiky. Perdió algo de tiempo en la salida pero dio su máximo para terminar en la décima posición. La carrera, prevista inicialmente para las 14:00 horas, se retrasó y acortó en una vuelta debido a las condiciones de la pista, ya que la recta de salida y llegada y el primer sector estaban mojados y resbaladizos, mientras que el resto de la pista estaba seca. 

Viñales no consiguió la salida que esperaba, al salir desde el P9 en el lado húmedo de la parrilla. Cayó varios lugares y cruzó la línea por primera vez en el 15º lugar. El español tuvo dificultades para entender las condiciones de la pista, pero después de cinco vueltas subió hasta la 13ª posición, y cuatro vueltas más tarde pasó por delante de Miguel Oliveira.

El piloto número 12 supo cerrar un gran hueco para tomar la 11ª posición por delante de Francesco Bagnaia y rodó mucho más rápido que Pol Espargaró y Takaaki Nakagami, que luchaban por la novena posición delante de él. A cinco vueltas del final, Viñales era el hombre más rápido en la pista. Observó a sus rivales y, a falta de dos vueltas para el final, adelantó a Espargaró con bastante comodidad, pero no tuvo tiempo de poner en peligro la posición de Nakagami. 

Yamaha sigue siendo tercero en la clasificación de constructores y Monster Energy Yamaha MotoGP también se mantiene en tercer lugar en la clasificación por equipos. 

 

MAVERICK VIÑALES

«He salido en la parte húmeda de la pista y seguro que ha sido una pequeña desventaja, pero Álex ha salido delante de mí, en el mismo lado de la parrilla, y ha estado bien. Creo que hemos perdido mucho ritmo en comparación con la mañana, que es algo con lo que a menudo luchamos, con nuestra moto, así que es algo que tenemos que mejorar. Mañana, durante el test, no quiero empezar a pensar ya en el 2020, está muy lejos. Quiero estar delante en Austria, así que esta será una prueba importante para mejorar la moto para el próximo fin de semana».