Maverick Viñales, del equipo Monster Energy Yamaha MotoGP, no ha hecho ningún error este fin de semana en el Circuito TT de Assen y ha demostrado ser intocable el día de la carrera. Consiguió con estilo su primera victoria y la de Yamaha desde el año pasado en Phillip Island, teniendo que realmente luchar por ella en una dura batalla en las primeras posiciones. 

Hoy ha sido un día de emociones encontradas para el equipo Monster Energy Yamaha MotoGP en el Circuito TT de Assen. Maverick Viñales ha realizado una gran carrera en el Motul TT Assen, pilotando su YZR-M1 hasta una brillante victoria después de una dura lucha al frente.

Viñales tuvo un buen comienzo desde P2, pero se tambaleó en la curva 1 y quedó un poco inestable. Cayó de nuevo al cuarto puesto, posición que mantuvo al cruzar la línea de meta por primera vez. Hubo una pequeña pelea entre él y Marc Márquez al principio, hasta que el piloto número 12 se dio cuenta de que los tres punteros se escapaban, lo que le obligó a dar su siguiente paso. Mientras perseguía a los líderes de la carrera, el favorito Álex Rins se estrelló. Pero no afectó al piloto de Yamaha. Pasó a Joan Mir, y entonces la batalla con Márquez y Fabio Quartararo realmente comenzó.

El piloto de 24 años se mantuvo en el tercer lugar sin perder de vista a Márquez cuando faltaban 14 vueltas para el final, decidiendo cuidadosamente dónde iba a hacer su jugada. La primera vez que lideró la carrera fue en la vuelta 16, pero Márquez demostró ser difícil de sacudir. A falta de 9 vueltas para el final, el piloto de Yamaha se desvió hacia la curva 1 y caió de nuevo hasta la segunda posición, pero sólo durante un momento. Contraatacó en esa misma vuelta usando el carácter ágil de la Yamaha a la perfección, reclamando el puesto de P1. Era el momento adecuado para bajar la cabeza, y esta vez se liberó de su rival. Ha demostrado su increíble ritmo de carrera, marcando el mejor tiempo de 1’33.720s en la vuelta 21. El español mantuvo su concentración hasta el final y tomó la bandera a cuadros con una ventaja de 4.854s.

Viñales, sube del undécimo al séptimo puesto de la clasificación, con un margen de 95 puntos en la cima. Yamaha sigue siendo tercero en la clasificación de constructores, mientras que Monster Energy Yamaha MotoGP gana una posición, subiendo a la tercera posición, en la clasificación por equipos.

El equipo volverá a la acción la semana que viene, cuando los pilotos se enfrenten en Sachsenring por el GP de Alemania.

 

MAVERICK VIÑALES

«Parece un sueño. Han sido meses difíciles para mí porque he estado fuera en las tres pistas donde creía tener más potencial con la moto. Mi temporada ha sido difícil, pero he intentado mantener el impulso de Catalunya, porque me sentí muy bien con la moto. Estoy muy agradecido con el equipo porque han hecho un gran trabajo este fin de semana y lo han preparado muy bien para las últimas vueltas de la carrera. Fui fuerte, incluso con los frenos, sabía que podía hacer los adelantamientos. Era muy importante aliviar parte de la presión con una victoria. Creo que el equipo estará más relajado ahora. Estar de nuevo en la cima del podio me hace sentir muy bien y llevar a Yamaha de vuelta a las victorias es lo más importante para mí. Sabíamos que teníamos el potencial, pero no habíamos podido demostrarlo. Siempre es una combinación del esfuerzo del equipo, del piloto y de la moto. Sachsenring es una pista en la que suelo ser rápido, así que intentaremos dar lo mejor de nosotros».