Maverick Viñales, de Monster Energy Yamaha MotoGP, ha realizado hoy una actuación con la cabeza fría, sin ceder a la presión de un rival acechador, consiguiendo un merecido segundo puesto en el Sachsenring. Hoy ha demostrado su fuerza mental en el Gran Premio Motorrad de Alemania. Tenía a Cal Crutchlow tras de sí durante la mitad de la carrera, tratando de robarle el segundo puesto, pero el español se mantuvo firme, consiguiendo su segundo podio consecutivo. 

Viñales tuvo una buena salida desde la tercera posición y se colocó segundo en la primera curva. En las primeras vueltas dio el máximo, ya que no quiso perder de vista a Marc Márquez, pero la gestión de los neumáticos también fue crucial. Cuando Álex Rins pasó al piloto de Yamaha en la cuarta vuelta, este último se mantuvo aferrado a su rival, pero no hizo ningún movimiento para asegurarse de que los dos no perdían un tiempo valioso.

Sin embargo, el piloto número 12 fue incapaz de seguir el ritmo de 1’21s por vuelta y pronto tuvo que cambiar su atención para mantener a Crutchlow a raya. Con Rins cayendo en la vuelta 19, se convirtió en una batalla por el segundo puesto. El hombre de la Factory Yamaha ha hecho un trabajo estelar y, tras soportar la presión durante 15 vueltas, su excelente concentración y consistencia han roto al británico en la última vuelta. Un pequeño error de su rival finalmente le dio a Viñales un respiro para llevar a su YZR-M1 por encima de la línea de meta en segundo lugar, a 4.587s del primero.

El segundo puesto significa que Viñales asciende al quinto lugar en la clasificación del campeonato con una diferencia de 100 puntos respecto al primero. Yamaha sigue siendo tercero en la clasificación de constructores, y Monster Energy Yamaha MotoGP también se mantiene tercero en la clasificación por equipos.

Viñales disfrutará ahora de un descanso de tres semanas, antes de comenzar la segunda mitad del Campeonato del Mundo de MotoGP con el Monster Energy Grand Prix České republiky que se celebrará en el Automotodrom de Brno del 2 al 4 de agosto.

Maverick Viñales

«Este fin de semana descubrimos enseguida que el segundo puesto podría ser nuestra mejor opción aquí, así que con eso en mente logramos el objetivo. Para nosotros es un resultado muy bueno, el segundo puesto es mi mejor resultado aquí. He empezado bien, he hecho unas buenas primeras vueltas. Este resultado significa mucho, me prepara para Brno. Estoy muy contento, entendemos el camino a seguir. Yamaha está trabajando bien, y conozco nuestros puntos fuertes y débiles. Es bueno que tengamos un descanso de verano para mejorar la moto y mejorar yo también. La elección del neumático fue muy difícil, me arriesgué con el duro porque he trabajado principalmente con este neumático. Estaba al límite sobre si podía o no podía terminar la carrera, y me dije a mí mismo: ‘Si necesito reducir la velocidad en las últimas diez vueltas, lo haré, pero estaré delante’. Estoy muy contento por Yamaha, es muy importante conseguir un primer y segundo puesto consecutivos. Vi a Cal en mi pizarra todo el tiempo y durante unas quince vueltas cerré todas las puertas. Trabajé muy duro para asegurarme de que no pudiera alcanzarme porque sabía que, si lo hacía, se iría. Por suerte terminé segundo, así que estoy muy contento y feliz. Tengo muchas ganas de que llegue Brno para probar las cosas nuevas y ver si damos un paso adelante».